Usabilidad: Nunca la pases por alto.

Vota este post

En más de una ocasión te habrás topado en la red con algún sitio web que te impresiona por su innovador diseño, por la tecnología utilizada y hasta por los efectos de sonido que pudiese tener. No negamos que es uno de los elementos que le dan mayor elegancia a proyectos que originalmente iban a ser sencillos. Cuando los diseñadores tienen carta blanca por parte del empresario, es como permitirle correr un Maseratti en la pista de Monza.

Pero, siguiendo con la analogía, ¿Qué pasaría si el mercado al que deseas llegar no está acostumbrado a correr un deportivo pues prefiere un sedán? Desde luego, les sería muy complicado. Tú, como diseñador, entiendes y sabes que es lo que se debe hacer en el sitio, ¿Pero tu público también? Ahí es donde entra en conflicto la funcionalidad de un sitio por encima de la creatividad.

¿Debe separarse una de otra? Por supuesto que no. El elemento catalizador de ambas ideas es la USABILIDAD, una práctica que poco a poco ha extendido su influencia debido a los enormes fracasos de muchas empresas al momento de lanzar sitios de alto impacto pero que tienen un porcentaje muy bajo de tiempo de permanencia porque el usuario no encuentra los controles o no sabe que hacer en él y en el peor de los casos, no sabe dónde encontrar la información.

La usabilidad nos permite generar un balance entre la creatividad y la funcionalidad. Un ejemplo de ello, como mencionamos en la entrega anterior, es el uso indiscriminado de Flash, lo cual hace que el sitio sea inservible para dispositivos como la iPad. Aplicando una filosofía de uso adecuada para la mayoría del público objetivo, es mucho más accesible el éxito de un proyecto web.

Una herramienta muy usada para determinar el uso de un sitio son los llamados «mapas de calor visual», que indica en pantalla las zonas que más visualizan los usuarios al navegar, lo cual sirve como pauta al momento de colocar los contenidos de mayor interés entre las áreas de relevancia y lo secundario, obviamente, pasa a segundo plano. De esta forma, protegemos la inversión del empresario pues si el objetivo del sitio es comercial, es posible convertir a los usuarios en compradores al mejorar la experiencia, en vez de impactarlo con miles de imágenes que tienen su mérito como arte digital, pero que al final no redundan en ventas.

No está de más decir que nuestra agencia se especializa en este rubro, pues combinamos cabalmente la experiencia web con un diseño amigable y que garantice el éxito comercial de los proyectos. Anímate a trabajar con nosotros.

Ten un buen fin de semana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *